Paralizada producción que mantenía Firestone

Las máquinas se apagaron. La mermada producción en la planta Valencia de Bridgestone Firestone se paralizó como consecuencia de deudas del Ejecutivo, la orden de la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde) de ajustar los precios e incumplimientos contractuales así lo determinaron.

La detención se hizo por voluntad de los trabajadores la mañana de este lunes. La gerencia explicó a la nómina que la morosidad de entes del estado como el Fondo Nacional de Transporte Urbano (Fontur), que desde noviembre no cancela los montos correspondientes al lote de cauchos que mensualmente se llevan, y la imposibilidad de aumentar precios en los productos, inciden en no poder cumplir mejoras laborales.

Carlos Noguera, representante sindical en esta firma, explicó que el último lote fue de 62 mil neumáticos que se llevó el Gobierno, en el mes de noviembre, no lo ha cancelado y la Sundde no le permite a la empresa reflejar sus costos en los productos a pesar de que los insumos los adquieren con dolares no oficiales.

En Bridgestone Firestone, que ahora se llama Neumáticos Alice, hay inventario de materia prima para producir todo el año e incluso durante el primer trimestre de 2019x pero con uno estimado de tres mil a tres mil 500 unidades por día que equivale a 30% de la capacidad que es de nueve mil piezas diarias.

La mayoría de la masa laboral decidió detener la fabricación de cauchos ante el retraso en la respuesta de la gerencia sobre las exigencias contractuales como incremento del HCM, extensión de rutas de transporte, entre otras


@VenpresaLC // Con Información EL CARABOBEÑO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *